Un genio anda suelto

Hace ahora tres años, alguien quiso que los usuarios del metro de Madrid dijeramos Vodafone Sol en lugar de Sol. Un genio del marketing. A lo largo de este tiempo, probablemente solo él y los locutores de la megafonía interior de los vagones se han referido a la vieja estación con el nombre de su patrocinador. El resto de los mortales nunca compredimos la idea, y si de nosotros dependiera votaríamos para concederle el título de “la peor campaña de marketing de todos los tiempos”.

Vodafone Sol _

Aunque el contrato vence este verano, las partes ya han anunciado que no se renovará, y no es probable que sea porque están satisfechos con los resultados y consideran que el objetivo ya se ha cumplido. Más bien querrán aprovechar la oportunidad de poner fin a este fiasco de la manera menos indigna posible.

Al menos el consejero de transportes que firmó el contrato en nombre de la CAM podrá decir que ha servido para ingresar un millón de euros al año en las necesitadas arcas de la comunidad. Más difícil lo tendrá el responsable de marketing de Vodafone al que se le ocurrió invertir esa elevada cantidad en la operación. ¿Qué se proponía? ¿de verdad pretendía que la gente usara la expresión Vodafone Sol para referirse a la estación de Sol? ¿Acaso creyó que se convertiría en leyenda y “paisaje urbano” como el anuncio de Tío Pepe sito en la misma plaza o el neón de Schweppes unos metros más allá, en la plaza de Callao? ¿En solo tres años? ¿En serio? Un genio anda suelto.

tio pepe

Compartir: