Descuartizando la SuperBowl: mucha cantidad, poca calidad

Descuartizando la SuperBowl: mucha cantidad, poca calidad

Conversación con Marc Nebot el crítico públicitario de Ctrl[control&estrategias] sobre la SuperBowl, uno de los acontecimientos publicitarios del año. Estas son sus conclusiones.

Primero, una visión general:

Admitámoslo: el partido fue malo; la publicidad, sin embargo, fue peor. Mucho actor de renombre, mucha actriz de sinuosas curvas, muchas estrellas del deporte, muchos efectos especiales, mucho dinero, pero ¿ideas? Pocas. ¿Originalidad? Escasa. Los mejores spots de la Super Bowl no fueron spots per se o no se mostraron durante los cortes del partido.

Y después, vamos por partes como diría Jack el Destripador. Esto es lo que piensa Marc de los spots, uno a uno:

TOP 3

24 “Live another day”

Mientras los Broncos recibían la paliza de su vida, Jack Bauer, el HOMBRE, rescataba a Chloe O’Brien de una muerte casi segura y blandía su revolver contra los terroristas (¿quiénes si no?) que habían bombardeado Londres. Así es, amigos, Jack ha vuelto. Jack is back. Nuevo temporada de 24, con doce episodios en vez de los tradicionales veinticuatro. En tiempo real, pero con saltos entre capítulos. Y así es cómo se hace un trailer, no resumiendo la película o serie en dos minutos y destripando el argumento de principio a fin, sino con un plano secuencia que ubica, muestra y explota. Estreno previsto para el cinco de mayo.

NEWCASTLE “Behind the scenes”

No se vio en televisión, sino en internet. La deliciosa Anna Kendrick (Colegas de copas, Sin Tregua, Dando la nota) dando una entrevista y piiiiii literalmente en la madre que parió a los de Newscatle, por prometerle una cuantiosa suma para anunciar su cerveza, una cerveza que la propia Anna admite no haber probado en su vida, y luego dar marcha atrás por no tener dinero para ella ni mucho menos poder comprarse un hueco en la Super Bowl. Divertido, sincero, irónico y tremendamente original.

22 JUMP STREET

Media parte. Los Seahawks iban ganando 22 a 0. Y a los responsables de 22 Jump Street, secuela de 21 Jump Street, se les encendió la bombilla. Raudos y veloces, crearon y colgaron en su cuenta de Twitter un cartel con un enorme número 22 de fondo y el resultado del partido sobreimpresionado. Bueno, bonito y, sobre todo, muy, muy barato.

22jump

Y a continuación, una selección de los spots que se vieron (y sufrieron) durante EL SUPER TAZÓN.

AUDI “Doberhuahua”

¿Un chihuahua con la cabeza de un dóberman? Divertido para un anunciar, qué sé yo, Domino’s Pizza, pero no una marca, presuntamente premium, como Audi. Seguro que a los niños les ha encantado, pero a sus padres, lo dudo mucho. En resumen: una tontería indigna de un anunciante con tan buena publicidad a sus espaldas.

AXE “Make love, not war”

Ei, nada malo con mandar un mensaje de mejor hacer el amor que la guerra a millones de espectadores. Y la realización, como siempre, excelente. Lo que ya no tengo tan claro es que sea moralmente correcto utilizar situaciones bélicas y mostrar toda suerte de dictaduras, aunque sean ficcionadas, para vender algo tan intrascendente como un desodorante. No sé, me parece demasiado.

BUDWEISER “Puppy love”

El perro de Scottex y un caballo se hacen amigos. Todo muy bonito. Ah no, espera, que el prota lleva una gorra y en la gorra, creo pero no estoy seguro al 100%, aparece el logo de Budweiser. Pues igual es un anuncio de Budweiser. O no. Realmente no sé qué demonios vende este spot.

BUDWEISER “A hero’s welcome”

Más Budweiser, esta vez en formato reality tv. Los amigos de Bud se pusieron de acuerdo con un pueblo entero para darle una calurosa bienvenida a uno de sus conciudadanos, un soldado con la misión cumplida. Todo muy emotivo, todo muy realista, todo muy american. En cualquier caso, cabe preguntarse si soldado y héroe con sinónimos, si el homenajeado participó en misión humanitaria o disfrutó pegando tiros, si realmente deseaba tan multitudinaria acogida o, por el contrario, hubiera preferido algo más tranquilo. Rememorando filmes como El Cazador o Acorralado, me inclino más por la segunda opción.

CHEVROLET SILVERADO “Romance”

El pasado año, Ram consiguió, con “God made a farmer”, que incluso a los mancos les entraran ganas de convertirse en granjeros. Este año, Chevrolet, con “Romance”, ha logrado lo opuesto: ni siquiera los nietos de los granjeros, cuyos padres también son granjeros, porque sus tatatatarabuelos lo fueron, así como sus hijos y los hijos de sus hijos, tienen claro que quieran seguir con la tradición.

Chrysler “Bob Dylan”

A Chrysler se le da bien tirar de épica. Sus creativos saben cómo escribir poderosos discursos, de esos que tocan la fibra (nos la tocan a nosotros, que ni nos va ni nos viene, imagínense a los yanquis, para quienes esas palabras son como gasolina para sus coches). Sus realizadores saben cómo captar instantes de patriótico heroísmo (aunque sea algo tan mundano como ver a un pobre cocinero friendo unos huevos). Y la música, ¿qué decir de la música? Los pelos como escarpias, oigan. Para este año esperábamos otra ración de gloriosa bravura, de intrépida osadía. Y sin embargo… ¿Hay algo más americano que América? ¿En serio? ¿Esa es la mejor frase que se les ocurrió para abrir el spot?: ¿hay algo más americano que América? ¿Qué coño significa? Y ¿Bob Dylan? ¿De verdad? No me malinterpreten, el hombre es un mito, una leyenda viva, pero, como dijo él mismo, los tiempos cambian… y no siempre para mejor. Capos de Chrysler, utilicen su música, su voz, pero no su careto, que parece un muñeco de cera. Detroit está en bancarrota. Y a este paso, también lo estará Chrysler si sigue por el mismo camino.

COCA-COLA “America the beautiful”

Coca-Cola rinde tributo al país y a sus habitantes con un fotogénico mosaico multicultural. Bien. Pero, ¡Oh, my god!, han osado coger la patriótica “America the beautiful” y versionarla en distintas lenguas. A ciertos sectores más bien conservadores, cuyos no muy lejanos ancestros montaban a caballo vestidos con una larga túnica blanca y un sombrero a juego, no les ha hecho la menor gracia. La canción es sagrada. Y punto. Coca-Cola da gracias por no haber usado el himno nacional, de lo contrario Atlanta sería pasto de las cenizas.

Pueden, si así lo desean, sumarse a la protesta en kkk.estamoscomounaputaregadera.com.

DANNON OIKOS “The spill”

Sí, también en los USA comen Griego de Danone. Pero no, ahí no hay jroñas que jroñas ni yogurazos que valgan. Son más avispados. Ahí tienen a John Stamos, americano hasta el tuétano, pero hijo de inmigrante griego, así que sirve para el propósito. Y esta vez no está solo, le acompañan, a modo de sorpresón, el resto de los padres forzosos. Al público parece que le ha encantado, vayan ustedes a saber por qué, lo que significa que seguramente habrá secuela. ¿Alguien ha dicho gemelas Olsen?

DORITOS “Time machine”

Doritos lleva años apostando por el humor surrealista, aunque aún anda lejos de la excelencia y locura de Skittles. En esta ocasión, el gag gira en torno a una máquina del tiempo hecha de cartón. Divertido. Y poco más.

DURACELL “Trust your power”

Derrick Coleman, de los Seattle Seahawks, el primer jugador sordo en la historia de la NFL, quien desde luego no lo tuvo nada fácil para conseguir una plaza en los Seahawks y finalmente ganar la Super Bowl (aprendió a leer los labios a mayor velocidad solo para poder comunicarse con sus entrenadores y compañeros, luego llegaron los audiófonos, quedó fuera del draft, terminó jugando en el equipo de reservas de los Vikings), nos cuenta su inspiradora historia, una de superación personal, de nunca rendirse, de siempre seguir adelante, pase lo que pase.

No sé si los seguidores de los Denver Broncos seguirán comprando pilas Duracell o preferirán cambiar de marca después de la debacle. Por lo demás, buen trabajo.

FORD FUSION “Nearly double”

La cosa va de doblar, de duplicar. Aparentemente, el Ford Fusion es capaz de recorrer el doble de distancia que cualquier otro coche de su gama con la misma cantidad de gasolina. Así pues, ¿por qué no duplicar el anuncio?, algo así como un 2×1. No pasará a los anales de la historia, pero al menos han intentado hacer algo original, novedoso. Bravo. Bravo.

GoDADDY “Bodybuilder”

Cientos de culturistas corren cual briosos corceles hacia un nuevo salón de bronceado. Entre ellos, Danica Patrick, Lady Nascar, ataviada con un musculoso traje y, ¿negros?, digo …¿african americans? ¿También se broncean? ¿Para qué?

H&M “David Beckham”

Beckham repite con H&M. Esta vez, sin embargo, cambian a un realizador antiguamente guay, Guy Ritchie, por otro todavía más guay, Nicolas Winding Refn. Un cromo por otro, ya que la historia es idéntica, el desenlace el mismo y la puesta en escena, pues correcta sin más. En el making of nos aseguran que Beckham, como Tom Cruise, pasa de dobles y realiza sus propios stunts. ¿Me lo creo? Pues no se qué decirles, algunos planos cantan a CGI por los cuatro costados, pero oigan, igual ando equivocado.

JAGUAR “Rendevouz”

Cuando Aston Martin capitaliza al héroe británico por excelencia, 007, a la competencia, Jaguar, no le queda otra que hacerse con los villanos: Ben Kingsley (el malo de Iron Man 3, aunque luego resultaría no ser tan malvado), Tom Hiddleston (Loki en Thor y Los Vengadores) y Mark Strong (Sherlock Holmes y Kick-Ass, por citar algunas). Y me parece bien. Verán, un Jaguar cuesta dinero, mucho dependiendo del modelo. Ahora piensen en quién suele tener más pasta en el bolsillo: ¿las buenas personas o los cabroncetes sin escrúpulos?

KIA K900 “The truth”

Seguro que en el universo Matrix, un Kia K900 debe ser el súmmum del lujo, igual sino superior a un McLaren P1, un Pagani Huayra o un Aston Martin One-77. Pero en el universo que habitamos, da igual cuántas farolas exploten, cuántos coches salgan volando o qué ópera nos cante Morfeo en el asiento de atrás, un Kia sigue siendo un Kia.

Maserati Ghibli “Strike”

El anuncio en sí no es malo. Fotografía exquisita, frases sin sentido que sin embargo dejan poso y la niña de “Bestias del sur salvaje” recitándolas como si se las hubiera susurrado el mismismo Dios. Todo muy épico, sin duda. Y la cosa funcionaría si estuviera al servicio de unos tejanos made in America con un precio aproximado de 80 o 90 euros, pero, ¿para un automóvil hecho en Italia de 71.430 euros -el más sencillo-? ¿En serio? Será una broma. Señores de Maserati, entiendo que pueda existir cierta confusión al respecto, a fin de cuentas, quién de nosotros no ha intentado alguna vez conducir unos pantalones o calzarse un coche, pero deben recordarlo, tatuárselo en el brazo si lo estiman necesario: ustedes no son americanos; ustedes no venden tejanos; ustedes no se llaman, repito, no se llaman Levi’s.

RADIOSHACK “The phone call”

Cliff Clavin, el cartero de Cheers; Dee Snider, líder de los Twisted Sister; Mary Lou Retton, gimnasta olímpica que arrasó en 1984 con no tres ni cuatro, sino cinco medallas; Hulk Hogan, el mítico campeón de lucha libre; Kid y Play, de House Party; Chucky, el muñeco diabólico; Jason Voorhees, de Viernes 13; ALF, ¡por el amor de Dios!; el DeLorean de Regreso al futuro. ¿Me dejo alguno? Posiblemente. No están todos los que son, pero sí son todos los que están. Viva los ’80. Y viva RadioShack por rendir homenaje a tan singular, ridícula e inolvidable década.

SODASTREAM “Sorry, Coke and Pepsi”

El spot más controvertido de la Super Bowl, y no porque sea particularmente bueno, ojo. Días previos al gran evento, se lanzó vía internet una versión en la que Scarlett Johansson, no excesivamente atractiva (si eso es posible), miraba a cámara y pronunciaba las palabras “Sorry, Coke and Pepsi”. En la versión finalmente emitida durante el partido, esa ¿incendiaria? frase fue eliminada. Para mas inri, la pobre Scarlett se vio obligada a renunciar a su puesto como embajadora de OxFam porque a la organización humanitaria no le gustó un pelo que su calendar girl promocionara un producto cuya sede central está ubicada en tierra presuntamente palestina ocupada ilegalmente por Israel. Habrá pues una tercera versión del spot, una que terminará con “Sorry, Scarlett, but you fucked up big time”.

T-MOBILE “No Contract”

Tim Tebow, quaterback famoso por su auto reconocido afán de superación, inquebrantable fe religiosa y orgullosa virginidad (o eso dice el amigo), ha jugado para los Denver Broncos, los New York Jets y los New England Patriots. Sin embargo, ahora anda sin equipo; sin contrato. Y Tim Tebow quiere un contrato, aunque sea de una operadora de telefonía móvil. Si los juegos de palabras hicieran bueno un anuncio, este sería inmenso.

TOYOTA HIGHLANDER “Muppets”

Los Muppets, aquí Teleñecos, y Terry “Old Spice” Crews viajando, cantando y pasándoselo bomba a bordo de un Toyota. Si los niños de cuatro años pudieran conducir, el Highlander sería el vehículo más vendido de la historia.

VOLKSWAGEN “Wings”

Volkswagen ya había lidiado con ángeles. Y con mejores resultados, huelga decir. Aquí juegan con la idea de que cada vez que uno de sus automóviles alcanza las 100.000 millas, a unos de sus ingenieros alemanes le crecen alas. Y da para algún gag divertido, como el del túnel de viento, pero si hablamos de ángeles, me quedo con los de Axe.

 

 

Compartir: